Aumentar ph piscina con bicarbonato sodico

Incrementador de ph para t caliente

Poner bicarbonato de sodio en su piscina no es tan extraño como parece. El bicarbonato de sodio es el ingrediente principal de muchos productos comerciales para piscinas. Es naturalmente alcalino, con un pH de 8, lo que lo hace perfecto para aumentar la alcalinidad y el pH del agua de la piscina, según Arm & Hammer. El bicarbonato de sodio también mejora la estabilidad y la claridad del agua turbia de la piscina.

Si el agua tiene demasiado cloro, deberá añadir bicarbonato a la piscina. El agua de la piscina con este tipo de cloro puede provocar picores en la piel y escozor en los ojos de los bañistas. Además, puede corroer las escaleras de la piscina, los revestimientos y otros componentes.

Optar por utilizar bicarbonato de sodio en lugar de un producto comercial para piscinas puede ser rentable. Por ejemplo, una bolsa de 15 libras de bicarbonato cuesta unos 16 dólares, mientras que una bolsa de 16 libras de alcalinidad para piscinas tiene un precio de unos 25 dólares, a través de Walmart y Home Depot.

Si has analizado el agua de tu piscina y el pH es bajo, puedes añadir bicarbonato por libras.  Arm & Hammer explican que si necesitas aumentar la alcalinidad del agua de tu piscina en 10 ppm, debes añadir 1,5 libras de bicarbonato por cada 10.000 galones de agua de la piscina. Si el pH de su piscina es inferior a 7,2, debe añadir entre 1,5 y 1,5 kilos de bicarbonato de sodio. Dado que el bicarbonato de sodio es una sustancia en polvo, no tiene que preocuparse demasiado por su disolución. Aunque no debes echarlo todo en un mismo lugar. La mejor manera de añadirlo es en amplios arcos a través de la piscina.

  Subir el ph de la piscina de forma natural

Cómo elevar el ph de la piscina

Ser propietario de una piscina conlleva una gran responsabilidad en cuanto a su mantenimiento y a mantener la química de la piscina correctamente equilibrada. La química de la piscina puede ser difícil de dominar, pero con las fuentes adecuadas, entender cómo equilibrar los productos químicos de la piscina puede ser mucho más fácil.

Si el agua de su piscina parece turbia, las tuberías han empezado a erosionarse o los bañistas sienten picor en la piel o ardor en los ojos después de estar en la piscina, son algunos signos de que puede tener niveles químicos inadecuados, que afectan en gran medida a la medida de la acidez, también conocida como nivel de pH, de su piscina.

El primer paso para entender cómo mantener los niveles de pH de su piscina bajo control es comprender los factores que afectan al pH. Un concepto importante que hay que entender en este sentido es la alcalinidad. La alcalinidad se refiere a la alcalinidad total o AT de la piscina, que es la concentración total de hidróxidos, cianuratos, carbonatos y bicarbonatos disueltos en el agua de la piscina.

Consideradas sustancias alcalinas, cada una de ellas se encuentra en lo alto de la escala de pH, lo que significa que son extremadamente alcalinas o básicas, a diferencia de las sustancias bajas en la escala de pH que son extremadamente ácidas. El pH ideal para una piscina se sitúa entre 7,4 y 7,8 para garantizar que el agua sea neutra, no demasiado ácida ni básica, y apta para el uso humano.

  Aumentar ph piscina con sosa caustica

Gaseosa de Leslie

Ahora que se acerca el verano, probablemente ya estés soñando con meterte en la piscina del jardín (y si no lo haces, seguro que tus hijos sí). Sin embargo, preparar la piscina para esos calurosos días de verano no es sólo cuestión de llenarla y echar el cloro.

Mantener la piscina refrescada y cristalina requiere un equilibrio adecuado entre los niveles de pH y la alcalinidad. Antes de que vayas a la tienda a comprar un libro de química, déjame asegurarte que mantener la calidad del agua de tu piscina no es tan difícil como parece.

Este artículo le explicará qué significan el pH y la alcalinidad y cómo afectan al agua (y a las personas que nadan en ella). También aprenderá cómo puede solucionar usted mismo los problemas con los niveles de pH para evitar una factura de reparación potencialmente cara.

La alcalinidad es una medida de la capacidad de una solución de agua para neutralizar los ácidos. El agua pura no es ácida ni alcalina y tiene un pH de 7. Sin embargo, el agua de su piscina no es pura; todo lo que entra en el agua puede afectar a estos dos niveles, incluyendo el cloro, los residuos y las lociones.

Cómo aumentar la alcalinidad en la piscina

El tratamiento de una piscina requiere equilibrar la acidez y la alcalinidad y mantener un pH de entre 7,2 y 7,8. Junto con el cloro, el bicarbonato de sodio es una parte importante de la rutina de mantenimiento de la piscina. Hay muchas razones para utilizar bicarbonato de sodio en su piscina para mantener el agua limpia, clara y segura para los nadadores.

  Ph piscina que es

La mayoría de la gente sabe que el cloro es un producto químico importante para mantener el agua de la piscina segura para nadar. Pero añadir demasiado cloro puede reducir el pH de su piscina, así como su alcalinidad total. Cuando la alcalinidad disminuye, es más difícil mantener un pH estable. Además, un pH y una alcalinidad más bajos del agua de su piscina crean varios efectos negativos, desde picores en la piel y escozor en los ojos de los bañistas hasta la corrosión de las escaleras de su piscina, el revestimiento u otros componentes.

Cuando la alcalinidad de su agua es demasiado baja, cualquier producto químico que añada afectará exponencialmente al pH, creando una condición conocida como rebote del pH. También tendrá que añadir más cloro para conseguir el mismo efecto desinfectante, y sus bañistas se quejarán. En general, el agua de la piscina con niveles inadecuados de alcalinidad puede ser frustrante y costosa.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad